Uh ah! Ford no se va!

Ford's Party!Si Uds. han leído anteriormente este blog, se acordaran que ya habíamos destacado la posiblemente escandalosa gobernación de Rob Ford. Sin embargo, ni siquiera imaginando casos extremos, el mundo (si el mundo) estaba preparado para lo que Rob Ford nos traería. Para quienes no estén al tanto, Rob Ford es el actual alcalde de Toronto, quien ha sido controversial por su estilo de gobernar (por decir lo menos). Toronto es la ciudad mas grande de Canada y la quinta mas grande de Norteamérica.

Pues bien, en Mayo pasado aparecieron unas acusaciones en las cuales existía un supuesto video que mostraba a Ford consumiendo crack (cocaína) junto con otras personas. De ahi la portada de este post, Ford es el gordo, mientras que Antony Smith (izquierda) fue asesinado. Los otros dos (Monir Kassim y Muhammad Khattak) están presos, uno de ellos fue herido de bala.

No es la primera vez que Ford se ve envuelto en un escándalo, pero en este caso, el escándalo, era ESCANDALOSO! La estrategia de Ford ante estos eventos, es no prestarles atención y seguir la vida como si nada.

Agarren palco que esto se pone bueno

Inicialmente en Mayo, Ford se nego a comentar en un video que el no habia visto. El video, no era publico, solo lo habían podido ver tres periodistas, quienes posteriormente, luego de investigar y asegurarse, publicaron la historia en sus respectivos periódicos. El supuesto distribuidor de drogas (jivaro, como le decimos en mi pueblo) que capturo el video estaba pidiendo la bicoca de 200$ mil (si, dos cientos mil) por el video. Como ningún periódico en su sano juicio pagara semejante cantidad, los periodistas se lanzaron al crowfunding para lograr recaudar el dinero necesario para comprar el video.

Mientras tanto, el asesor de Ford (un amigo personal de el) fue despedido por Ford cuando este asesor le recomendó pedir ayuda, o sea, que buscara tratamiento. Si el amigo se lo pidió, es por algo. En ese momento Ford se limito a decir que el no es adicto al crack. Lo interesante de esto es que el no negó que lo consumía.

Al final, la campaña de crowfunding recaudo los fondos, pero el jivaro desapareció y no pudo ser contactado. Total, que se tuvo que donar la plata y nos quedamos sin video.

Como el video nunca apareció, pues Ford no tuvo que dar mayor explicación y la cosa quedo así, con una gran incógnita de que verdaderamente sucedió.

Llegaron los pacos (policia)!

Gracias a la publicación inicial de la historia en los periódicos, el departamento de policía de Toronto comenzó una respectiva investigación. Luego de meses investigando, sin mayor pre-aviso, y cuando la historia se había olvidado, el jefe de la policía de Toronto llama a una rueda de prensa y lanza el bombazo: confirma que el video existe y que efectivamente es Rob Ford quien esta en el video.

De ahi en adelante, Canada ha vivido un espectáculo bizarro de su vida politica. Miles de personas piden la renuncia de Ford!

Ford se limito a admitir que si, que era el en el video, que lo vio, que era bochornoso, pero que el no era adicto al crack. Pidió disculpas, que todo lo que el hacia, lo hacia por amor y siguió … como si nada! Les recuerda a alguien?

Ahhh!! Y si se estan preguntando porque la policia tardo tanto tiempo en obtener el video? La policía recupero la laptop con el video, pero lo habían borrado del disco duro. Les tomo varios meses de actividades forenses informaticas, pera recuperar el video. De paso, ahora se sabe que Ford -aparentemente- en Mayo, contrato a un hacker para que desapareciera el video.

Nota intermedia: Ford tenía un programa de radio semanal los domingos con su hermano (también miembro del parlamento citadino de Toronto). En este programa se dedicaba a hablar pestes de sus opositores. Les recuerda a alguien? Pues bien, luego de su admisión en todo esto, el programa fue suspendido por mutuo acuerdo entre ambas partes: La emisora de radio y los Ford.

Uh ah! Ford no se va!

Aun si miles de personas piden su renuncia, no hay manera legal de hacerla, pues hasta el momento Ford no ha hecho nada ilegal. Consumir no es ilegal, distribuirla si. Los consumidores se les considera como enfermos, pero no delincuentes.

El alcalde con su cara muy lavada ha dicho oficialmente que el dejara que los habitantes de Toronto decidan si quieren que el continue siendo el alcalde de esta hermosa ciudad. Esta decisión la harán en las próximas elecciones en Octubre … del 2014! Llévatelo!

Mientras en algunas latitudes del planeta hay guerras civiles, saqueos propulsados por el mismo gobierno, el mundo desarrollado se ha enfocado en Toronto y como su alcalde lleva el cinismo de la política a su maxima expresión en el mundo desarrollado, nada comparable con el cinismo de los politicos caribeños.

No se sabe en que terminara esto, pero el antiguo alcalde de Montreal (si, Tremblay también tuvo que renunciar por corrupto), tenia la misma estrategia: negar todo y esperar hasta las próximas elecciones. Sin embargo la presión fue tan grande que termino renunciando. Dicho esto, Tremblay tenia cierta decencia, cosa que -al parecer- Ford no tiene.

La actitud de Ford tiene muchos paralelos con un politico Caribeño a quienes muchos conocemos. Sin embargo, a diferencia de este politico Caribeño, Ford proviene de una acomodada familia. Lo que quiero decir es que muchas personas alegan el comportamiento del caribeño a su ignorancia y pobreza durante su crianza (alegando por ej. es que nunca administro ni una pulpería, como esperes que administre un país!), pero como podemos constatar, la ignorancia y pobreza no están relacionadas con el estatus social, están asociadas con los valores y estos se enseñan en un hogar, indistintamente de su situación económica.

 

Articulos relacionados:

Limpieza politica Canadiense

Ascenso y ocaso de Rob Ford

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

One comment

  1. […] los politicos, y si bien esto es cierto, es solo parte de la historia. Hace un tiempo le dedique un post al infame alcalde de Toronto Rob Ford. Las similitudes entre el y Chavez fueron significativas, aun siendo personas de distintos […]