Salón de la Imagen & sonido: Excentricidad Electrónica

Existimos ciertos tipos de personas para quienes la música es una religión, y por ende la calidad con la que se escucha y/o reproduce la música tiene importancia. Para esta banda de fanáticos (audiofilios o audiofilo, como quiera que se les defina) se hizo en Montreal el: Salón de imagen y el sonido.

Los audiofilios no se conforman con un buen stereo (equipo de sonido), tienen que tener el mejor que puedan pagar, las marcas que todo el mundo conoce (Sony, Pioneer, Panasonic) son descartadas por estos grupos y se van a marcas poco conocidas pero idolatradas por estos fanáticos.

Debo decir, que desde el punto de vista eléctrico/electrónico, muchos de los *argumentos* que utilizan los audiofilios para justificar sus inversiones y/o adquisiciones en audio, simplemente no son ciertos. Sin embargo, este grupo -conformados por excéntricos- esta dispuesto a justificar lo injustificable y con esto su precio.

Ojo, para ser un audiofilio no hay que ser rico (aunque definitivamente ayuda), sin embargo si hay que estar dispuesto a gastar una cantidad de dinero considerable en un stereo, que otras personas simplemente descartarían, por pura y simple razones practicas y realistas.

Hay que comenzar por algo esencial en el mundo del audio: es mundo un subjetivo. Lo que suena bien para una persona puede no sonarle a otra. Dicho esto, a nivel eléctrico es difícil que existan diferencias, y de haberlas es muy difícil que el oído humano pueda percibirlas. En la única área en donde verdaderamente se notan diferencias es en el área de las cornetas (parlantes), debido a que cada corneta esta hecha con materiales distintos y/o posee una acústica distinta, lo cual efectivamente hará que dos cornetas de distintos modelos o fabricantes, ciertamente suenen diferente.

Debido a esta subjetividad es que se justifican ciertas cosas que para otras personas no son justificables, y por ende se crea un nicho de mercado que no tiene comparación alguna.

El sitio

Para este salón se escogió el Hotel Sheraton localizado en downtown. En los tres primeros niveles subterráneos del hotel se colocaron ciertos distribuidores. Aunque no todo el nivel fue dedicado a la exposición, solo cierta parte. Por el contrario, los pisos 7, 8 y 9 fueron dedicados enteramente a la exposición. Obviamente estos pisos están compuestos de habitaciones, y he ahí la ventaja: Cada distribuidor de los productos de audio ‘exponía’ el mismo dentro de una habitación, eliminando los problemas de acústica y de esa manera apreciar adecuadamente el producto en exposición, ya sea una corneta (parlante), amplificador, reproductores de CDs etc.

La entrada costo 15 CAD por persona.

Expositores

En lo personal, no hallaba por donde comenzar, pues los distribuidores y fabricantes de audio de alto nivel (High-End) se reunieron en un mismo sitio, es decir, el deleite del audiofilio. Esto ultimo debido a que, es indispensable comparar entre equipos para poder apreciar cada uno. En las tiendas de stereos hay variedad, pero no se puede encontrar mucho por razones practicas para el dueño de la tienda. Bueno, pues en el salón había una buena cantidad de lomito. Me sentía como niño en una dulcería, por decir lo menos al respecto.

Quienes estaban?

De los que pude apreciar:

KEF, Moon, VTL, TRIANGLE, Furman, PMC, Nordost, Unison Research, Avantgarde Acoustic, Totem, B&K, Crystal Cable, Monitor Audio, Tanto, Gradient, TubeMagic, ADAM, Avalon Acoustic, etc. etc. etc.

Los tiempos cambian

En el mundo audiofilio, la electrónica no avanza tan rápido como en las otras áreas, o en ciertos casos la electrónica se queda estacionada en el tiempo.

Tubos

Comencemos por los tubos. Antes de que existieran los transistores, la amplificación de corriente y/o voltaje se hacia mediante tubos. Con la llegada del transistor, la amplificación se hizo mas eficiente. Sin embargo, un grupo de personas alega (todavía hoy!) que el sonido amplificado por los tubos suena mejor. Todo lo anterior para decir que todavía se diseñan y venden amplificadores de audio basados en tubos en vez de transistores, tenemos aquí un dock para el iPod basado en tubos.

Tocadiscos (Turntable)

Siguiendo el mismo orden evolutivo, el CD reemplazo el disco de vinilo (vinyl), hace ya dos décadas, por razones que muchos vivimos, pero que sin embargo explicaremos brevemente. El CD suena igual o superior, es mas practico de administrar, mas barato de fabricar y -como si fuera poco-, no se raya. Para quienes estén leyendo y no entienden la ultima oración, en el principio si un disco de vinilo se reproducía repetidamente y sin mucho cuidado, podía ser que se dañara y por ende se rayara, esto a su vez causaba que el reproductor (aguja) cuando pasara por ese momento de la canción, se quedara pegado como diciendo: Bai .. Bai .. Bai .. Bailar!

Aun con todo lo descrito anteriormente, hay gente quienes siguen comprando discos de vinilo y la nueva era de DJ’s pues necesitan de estos para hacer su arte. Un tocadiscos de vinilo para audiofilos puede costar hoy en día entre 2 mil y 3 mil CAD.

Debo decir, entre las demostraciones que habían, el vinilo era frecuente en muchas, y si, su sonido era impecable, pero de la misma manera: para eso llego el CD!

Cables

Aquí no daré muchas explicaciones, solo mencionare que todavía se siguen usando cables -no hemos avanzado tanto! 🙂 -. Ciertamente para ciertos niveles de potencia un buen cable es necesario, pero … Los audifilios lo llevan al extremo. Específicamente usando cables mas gruesos que los que provee la red eléctrica casera. Es decir, se ignora que la corriente viene de la red eléctrica casera, por lo que un cable mas grueso -o de mejor calidad- que el de la red eléctrica, pues ayuda poco.

Cornetas (parlantes)

Aquí si es el momento de considerar las diferencias. En la exposición había de todo, para todos los gustos y presupuestos. Nombrare el ejemplo mas resaltante: Avantgarde Acoustics demostró su modelo Grosso. Este modelo de parlantes realmente emitía un muy pero muy buen sonido. Su diseño es estrambótico y excéntrico. Tienen una altura de cerca de 1.50m.

Su costo? 37 mil dólares el par. Si 37,000! Vamos a expandir un poco esto. Este es el precio de un carro, de hecho un Mercedes Benz o BMW de gama baja, ronda este precio. Esta dado por hecho, que si una persona tiene este dinero para unas cornetas, pues tiene la casa con un cuarto especifico para estas.

Entonces, aquí viene el dilema. Después de semejante inversión, vamos a escatimar dinero en otros componentes? aun así no exista mucha diferencia? Creo que no! Necesitamos un pre-amplificador para colocar la señal en niveles decentes, el pre-amp cuesta 37 mil $. Luego le colocamos un amplificador por canal, el cual cuesta 22 mil $. No estamos incluyendo el reproductor de CD, pero ya el equipo completo va por un precio de 96 mil $, sin contar el cuarto en donde vivirá el equipo de sonido.

Obviamente le colocáramos unos buenos cables, sin importar si hacen diferencia o no, pues después de gastar semejante cantidad de dinero en un equipo de sonido no tendría sentido ahorrar en estos.

Espero tener algún día el dinero como para poder comprar algo parecido, sin embargo por los momentos, me conformaré con soluciones mas terrenales y realistas 🙂

En las fotos (click aquí) explico brevemente las características y/o el precio de algunos componentes de audio que no hay espacio de explicar en el post. No se las pierdan!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

2 comments

  1. Luciano says:

    mmmmmm que dilema esa gente del HE y HF…. en verdad me quedo con mi sonido pro y broadcast, ellos están renuentes al pro y broadcast, pero la mayoría no se atreve a compararlo por miedo, creo yo, a que se desepcionen de su High End.

    Hay fabricantes como Avalon y Rode que fabrican para HE y Pro… son los más realistas que he conocido.

    Por cierto científicamente si existe el buen sonido, para no hacerlo subjetivo, se han cambiado los criterios para evaluarlo.

    aunque el componente subjetivo siempre va a pesar… un día te explico…

  2. ElGranj says:

    Pues hablaremos de esto entonces, compañero! 🙂

    En este mundo hay de todoas y para todos.

    Saludos.