Pastagate y el facismo

Después de la ley 101, Quebec estableció lo que se conoce como Oficina Quebecoise de la Lengua Francesa (OQLF). La misión principal de esta entidad gubernamental es proteger la presencia del francés en Quebec. Este tipo de entidades no son extrañas en el mundo, recuerdo que hace muchos años en España era obligatorio que el nombre de cualquier establecimiento comercial fuera en Español, como es de esperarse. Esto fue en épocas pre-globalización.

Pues bien, hoy en día la OQLF se encarga principalmente de vigilar que las ramificaciones de la ley 101 se cumplan. Por ej, un anuncio publicitario puede tener mensajes bilingües, pero el Frances debe ser prominente, es decir, debe ser mas grande, ya sea en letras o imágenes. Otro aspecto es vigilar la atención al cliente. Una persona que desee ser atendida el francés esta en su derecho de exigirlo a los establecimientos comerciales. La manera de aproximar a un cliente es decir: Bonjour/Hello, el bonjour debe se primero que el hello.

Se del caso de un amigo, quien tenia una pequeña tienda de carteras en la estación del metro de McGill. Un día recibió una carta de advertencia de la OQLF en la cual se le advertía que uno de sus empleados había violado la ley al aproximarse a un cliente de la forma Hello/Bonjuor. Si, a ese nivel llega la OQLF.

A simple vista esto no es gran problema ni requerimiento. El rollo radica en que Quebec no es una isla, ni esta presente aislado en un país como Latinoamérica o España, en los cuales pretender que se hable en otro idioma diferente al nativo es irreal. No, Montreal (Quebec) esta a escasos 30 min (en carro) de los EUA, el cual tiene 300 millones de angloparlantes, y a 45 min (en carro) de Ontario, el cual -como el resto de Canada-, habla ingles. De paso, aproximadamente la mitad de la población de Montreal habla ingles u otro idioma diferente al Francés. Por lo anterior, tampoco es irracional hacer publicidad en ingles, llevar la vida de una persona en este idioma y por supuesto, que los comercios tomen en cuenta este, después de todo el ingles se convirtió (sin quererlo) en el esperanto.

Por todo lo anterior, las exigencias de la OQLF muchas veces son vistas como persecución en lugar de legitima defensa del idioma francés. Ahora que el PQ esta en el poder, la OQLF ha tomado mas fuerza. De hecho, en busca de recortes, el gobierno de Quebec bajo el presupuesto a muchas entidades gubernamentales, excepto a la OQLF, a la cual se la aumento el presupuesto. Si la situación de la provincia fuera estable, no hubiera problema con esto, pero Quebec tiene muchos problemas obvios que no se están atacando, como para que se le aumente el presupuesto a una oficina que no aporta ningún beneficio económico a la provincia.

Pastagate

Este escenario de persecución se hizo realidad cuando en Agosto pasado (al poco tiempo de llegar Marois al poder), un agente de la OQLF visito el restaurante italiano Buonanotte, el agente le comunico al encargado de la tienda que había evaluado la tienda y que recibiría un informe en el futuro. En Febrero el restaurante recibió una advertencia formal de que debía cambiar su menú pues en el se mostraba la palabra pasta en vez de pâtes. Esto sin importar que la descripción del plato como tal estaba en Frances.

Fte. blog CJAd 800 AM

La situación creo un revuelo en la provincia, pues -en corto- como es posible que tenga tiempo para semejante ridiculez, pero no se dedican en absoluto para solucionar los verdaderos problemas que la provincia adolece. El restaurante Buonanotte no es el único que ha sido tocado con este tipo de reprimendas, muchos otros restaurantes han sido víctimas. Hacer realidad estas reprimendas implica gastar miles de dólares que estos establecimientos no tienen, pues al final, hacer el cambio no proporciona ningún beneficio económico. Se podría alegar que porque violaron la ley en 1er lugar? No se Uds., pero colocar la palabra pasta en el menu de un restaurante italiano no me parece descabellado, mas aun si el menú sigue cumpliendo con la ley.

Fascismo

Sin embargo, este tipo de desacuerdos y fijación en problemas que no tienen relevancia en la población Quebecoise, me recuerda a mi país natal, en el cual el gobierno se dedicaba a hurgar en temas que al final no producían ningún tipo de progreso y dejaba de lado las verdaderas crisis. Mas sorprendente aun -para mi- es como ambos bandos (anglos vs. francófonos) se catalogan entre si: Fascismo, Nazis, dictadores, etc. De la misma manera en que se catalogaba a la gente en el país tropical. Claro, debo hacer la salvedad que aquí es la gente quien se cataloga así a otras personas. Los miembros del gobierno no se dirigen con estos epítetos a la población, factor diferenciador con Venezuela, en el cual el gobierno era el que generaba estas disputas por -entre otros factores- dirigirse a su población de una manera inadecuada.

No es que yo no este fijando posición al respecto (creo que la he expresado), lo que si me llamo la atención es la similar reacción de los pueblos ante el problema, pueblos que supuestamente no tienen relación alguna, pero cuando se trata de acorralar a la gente, parece que reaccionamos de la misma forma, sin importar de donde somos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *